Los restos mortales de la internet de los ’90

Verizon se desprende de los restos mortales de la internet de los años ’90, AOL y Yahoo!, que adquirió en su momento ya a precio de saldo con respecto a las valoraciones que llegaron a tener en su momento, con la idea de convertirse en un conglomerado mediático dedicado a la explotación de la publicidad. Ahora, tras vender esas propiedades por menos de la mitad de lo que pagó por ellas ($4,400 millones por AOL en 2015 y $4,500 millones por Yahoo! en 2017), Verizon anuncia que se dedicará a lo que deben dedicarse las compañías de telecomunicaciones, a centrarse en construir su red 5G.

Los cinco mil millones que Verizon recibirá de Apollo Global Management por lo que queda de esas compañías ponen fin a la pretensión de construir una empresa de medios que compitiese con Google o Facebook por la publicidad. Ahora, sus nuevos propietarios tratarán de poner en valor las dos marcas, bajo el paraguas Yahoo! y con cabeceras como Engadget o TechCrunch, que aún generan una cierta tracción publicitaria. Previamente, Verizon se había desprendido de compañías como Tumblr, que vendió a Automattic por menos de tres millones (a comparar con los $1,100 millones que Yahoo! había pagado por ella en 2012) y de HuffPost, que vendió a BuzzFeed. En su momento, AOL llegó a tener una valoración de mercado de más de 200,000 millones, y Yahoo! de más de $125,000 millones.

¿Cómo puede llegar a caer tan bajo el valor de propiedades en la red que en su momento lo significaron prácticamente todo? En los ’90, AOL era sinónimo de internet para millones de norteamericanos. Sus discos de instalación gratuitos estaban por todas partes. De Yahoo!, pocas cosas nuevas se pueden decir: fue la página de inicio de millones de personas de todo el mundo durante mucho tiempo, la encarnación de la filosofía del portal, de la página que trataba de cubrir todas las necesidades del usuario, desde las noticias al correo electrónico, pasando por juegos, contactos, el tiempo, etc., y todo sazonado con los correspondientes anuncios.

Ninguna de esas dos compañías símbolo de toda una época lograron, por más que lo intentaron, desprenderse de aquella filosofía: el contenido era un simple soporte para la publicidad, una forma de conseguir que los usuarios pasasen allí más tiempo y vieran más anuncios. En ambos casos, tuvieron una larguísima agonía, durante la cual adquirieron otras compañías en muchos casos pujantes e interesantes, compañías que en muchos casos sus usuarios valoraban, y las contagiaron de su espíritu decadente, hasta convertirlas en auténticos zombies sin valor: Flickr, De.icio.us, Tumblr y otras. Ahora, más de dos décadas después, esos dos gigantes de la internet de los años ’90 se saldan por una minúscula parte de lo que llegaron a valer, reflejo de una web en la que ya solo unos pocos usuarios completamente marginales siguen buscando propuestas de ese tipo. Sus nuevos propietarios tratarán de rentabilizar su adquisición centrándose en comercio electrónico, contenido y, como no, apuestas.

¿Qué cadáveres ilustres veremos desfilar y ser malvendidos dentro de otra década?



Enrique Dans
Enlace: Los restos mortales de la internet de los ’90

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies