La clave en la enseñanza online está en la variedad de contenidos y formatos

Hoy tenía clase con mi grupo del BBA in Business Administration de IE University, un grupo muy motivado de veintiocho estudiantes de la universidad más once de intercambio de universidades de medio mundo, provenientes en total de dieciocho países (y muchos de los cuales se han vuelto temporalmente a ellos), y tenía ganas de probar cosas.

Muchos de los que me seguís habitualmente estáis acostumbrados a mis «clases con invitado», en las que tiro de agenda e invito a personas relevantes para la discusión, a veces anunciándolo a los alumnos, a veces completamente por sorpresa. Viendo cómo las noticias y muchos programas de televisión estos días se abastecen de numerosos invitados que entran a través de la red, pensé que el confinamiento era precisamente una oportunidad para poder invitar a alguien y que pudiese participar desde la tranquilidad de su casa – aunque lo de la tranquilidad es relativo, porque quien más, quien menos, tenemos unas agendas de reuniones virtuales estos días absolutamente de locos!

Siguiendo con la idea, y dado que en la sesión anterior de mi electivo de Modelos de Negocio habíamos discutido el caso Airbnb, pregunté a mi amigo Arnau Muñoz si podía hacer un hueco a las 16:30 para aparecer en mi sesión en la WoW Room, el software de desarrollo propio del IE. Arnau, además de haber sido Director General de Airbnb para España y Portugal de Airbnb y Responsable de Nuevos Productos entre 2015 y 2019, compañía que dejó el pasado diciembre para incorporarse a Selina, era una posibilidad fantástica no solo para complementar la anterior sesión sobre la estrategia de Airbnb con una visión «desde dentro», sino además, para entrar en los detalles de la que es su principal especialidad, los modelos de hiper-crecimiento, aplicables también al resto de la sharing economy, el tema sobre el pretendía seguir la discusión.

Arnau entró a las 16:20 a tiempo para que le explicase el uso de la plataforma (innecesario, es completamente intuitiva) y cómo los alumnos podían interrumpir bien levantando virtualmente la mano o bien mediante chat, y entre las 16:30 y las 17:00 nos dio una charla verdaderamente interesante y de muy buen nivel sobre estos temas, sobre una base de conocimiento ya previamente abonada por la discusión de la sesión anterior. A las 17:00, Arnau nos dejó porque tenía otra reunión, y continué con la sesión entrando en el modelo de BeMate, uno de los pocos provenientes del mundo de los hoteles con el que Kike Sarasola planteó en 2014 un aprendizaje con respecto al modelo de Airbnb.

De ahí pasamos a revisar otros modelos de plataforma relacionados con la sharing economy, concretamente los que emplean a los llamados gig workers, con la intención de discutir los aspectos buenos (flexibilidad, conveniencia, etc.) de este tipo de propuestas frente a los malos (explotación, pérdida de derechos, etc.) Así, abrí con un vídeo sobre lo bueno de la sharing economy, revisamos brevemente modelos como Glovo, Deliveroo, Uber Eats, Postmates y otros, y cerramos con otro vídeo que ponía de manifiesto precisamente los problemas de este tipo de modelos, al hilo de uno de mis artículos más críticos con ellos.

Es importante mencionar que una herramienta como la Wow Room, construida sobre WebRTC, permite visualizar los vídeos o las presentaciones no simplemente compartiendo pantalla, que tiende a ofrecer resultados subóptimos, sino a partir de herramientas en la nube como Google Slides o YouTube que se incorporan a una lista de recursos, lo que permite que ese tipo de recursos se vean de manera completamente ágil, sin solución de continuidad entre unas partes y otras de la clase. Y todo ello visualizando además los vídeos que cada alumno genera desde su casa.

Al final, una clase de hora y media en la que los alumnos no han tenido simplemente a un profesor soltándoles un rollo, sino que ha alternado entre ratos con un invitado relevante, otros de vídeo, otros de encuestas sobre preguntas relacionadas, otros de discusión, otros de presentación… Mi impresión cuando nos llevamos las clases a online era, hasta el momento, que si simplemente trasladábamos la dinámica de una sesión presencial, los minutos de clase tendían a «hacerse más largos», y el alumno desde su casa, simplemente sentado delante de una pantalla y sin la presión de un entorno presencial, podía llegar a desconectar. Hoy estoy seguro de haber conseguido que eso no fuera así. Plantearse una sesión online exige creatividad, ideas, recursos, y sobre todo, tratar de comunicar los conceptos que se pretenden cubrir desde un ámbito multifacético, con una variedad de metodologías que enriquezcan la interacción y que asienten los conocimientos mediante una actitud activa.

Al final, creo sinceramente que la clase de hoy ha sido mejor que muchas sesiones presenciales que he dado sobre el mismo tema. Y creo además, que es como hay que enfocarlo: necesitamos profesores que sean capaces de plantearse que eso puede ser así, que la experiencia online puede ser no un simple sustituto para cuando no podemos dar la clase cara a cara, sino que puede llegar a mejorar la experiencia de esta.

La discusión sobre la sustitución es simplemente absurda: nadie pretende que todas las clases sean online, ni que todas las instituciones académicas puedan acceder a los recursos que afortunadamente tenemos en el IE para impartirlas. Pero sí que construyamos un modelo líquido, en el que la necesidad de pasar de presencial a online por la razón que sea – alumno o profesor enfermo, cuarentena, viaje inesperado, etc. – no conlleve necesariamente una pérdida de calidad.

Hoy, sinceramente, soy un profesor satisfecho. Al terminar la clase me sentía como Dominguín cuando se acostó con Ava Gardner, estaba loco por salir corriendo a contarlo, así que aquí lo tenéis. Veremos para la próxima sesión qué otras diabluras se me ocurren… 🙂



Enrique Dans
Enlace: La clave en la enseñanza online está en la variedad de contenidos y formatos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies