El fútbol en televisión y los efectos especiales

IMAGE: Jim Gibson on Twitter - Status update #1271177141846147077

Anoche, sediento de fútbol tras un parón de muchas semanas, vi un rato del primer partido de fútbol oficial de la Primera División de La Liga española, un Sevilla -Betis, y me llamó la atención el recurso técnico escogido por La Liga para intentar hacer algo más agradable a los espectadores el desarrollo del partido en un sitio tan anti-clímax como un estado de fútbol completamente vacío debido a las restricciones provocadas por la pandemia. También recoge una crónica del tema The Verge en «Spanish soccer returns with computer-generated crowds, and it actually works«.

La decisión de La Liga, en primer lugar, es respetuosa: ofrece el partido en un canal con su señal no alterada, con las gradas vacías y el sonido original del campo, pero también una alternativa: un segundo canal en el que, con la misma realización y los mismos comentaristas, rellena las gradas con una textura que hace que parezcan llenas, y con un sonido que evoca cánticos de los espectadores y que incrementa su volumen con determinados lances del juego o con los goles. Obviamente, en el sonido no aparecen los cánticos típicos de una u otra afición, los himnos ni ningún tipo de insultos, pero funciona a la hora de llenar el vacío incómodo de un partido sin público. De hecho, había visto antes algunos ratos de partidos de la liga alemana, retransmitidos con los estadios vacíos, y la opción elegida por la liga española me parece bastante más agradable.

El sonido proviene de un acuerdo de la liga con Electronic Arts (EA), los creadores del conocido videojuego FIFA. Las imágenes, como puede comprobar cualquiera que haya jugado con el videojuego, en el que las gradas se rellenan con figuras humanas sintetizadas, no están producidas por EA, sino que están producidas por Vizrt, una compañía noruega. La idea, claramente, no es tratar de engañar al espectador, que siempre tiene, además, el recurso al canal con la señal original, sino simplemente hacer que el espectáculo se vea de una manera más natural y agradable, que coincida mejor con la experiencia habitual.

Ver un partido jugado a puerta cerrada es una experiencia que muchos seguramente califiquen como incómoda, más parecida a la de ver un entrenamiento. Rellenar las gradas con figuras humanas moviéndose habría, seguramente, dado lugar a distracciones. La textura generada por Vizrt hace su trabajo razonablemente bien, evita la visión de las gradas completamente vacías, pero no distrae, permitiendo que la vista se centre en el juego.

Obviamente, no es perfecto: cuando el plano general cambia a un plano más cercano en el que se ven las gradas, la textura desaparece, y se muestran vacías, lo que genera una imagen un tanto paradójica, de nuevo coincidente con esa idea de no pretender engañar al espectador, sino simplemente ofrecerle una experiencia más acorde con aquella a la que está acostumbrado. En otras ocasiones, coincidiendo con el cambio de plano, las texturas tardaban algunos segundos en retirarse, y se veían como polígonos superpuestos en un sitio donde, claramente, no debían estar. Pero sinceramente, al cabo de un rato de partido, me convencí de que prefería verlo así a verlo con la señal original no rellenada, y me pareció que el recurso técnico hacía su trabajo razonablemente bien.

Partidos jugados en estadios vacíos, con las gradas rellenados mediante texturas y sonidos artificiales generados por ordenador. El futuro era esto 🙂



Enrique Dans
Enlace: El fútbol en televisión y los efectos especiales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies