Apple y la salud: ¿lanzamiento inminente?

IMAGE: Apple Health+ (FAKE)

Antes de nada: no, Apple no ha lanzado nada nuevo, y el logotipo que aparece en este artículo me lo he inventado yo. Pero un interesante artículo de Rob Litterst y Nathan Baschez, titulado «HealthOS: Apple is building an operating system for health«, incide en un tema sobre el que llevo bastante tiempo convencido, y que incluso he utilizado como examen en alguno de mis cursos recientes de innovación: la posibilidad de que Apple, en algún momento, se decida a integrar sus múltiples iniciativas en el ámbito de la salud, en algún tipo de servicio de monitorización que comercialice como tal.

Apple lleva tiempo obsesionada con el ámbito de la salud, sobre el que Tim Cook ha llegado a decir que podría ser en el que la compañía hiciese su mayor contribución a la humanidad. Los elementos de esta orientación cada vez mayor a la salud parecen cada vez más claros: adquisiciones de compañías centradas en el registro seguro de la información médica, incorporación de cada vez más facultativos a su laboratorio de salud, desarrollo de productos propios centrados fuertemente en la salud y aprobados por la FDA, adquisiciones de otros productos de terceros, trabajo para incorporar sensores de parámetros importantes como saturación de oxígeno, de azúcar en sangre, o para incorporar sensores en los Airpods, y lanzamiento de iniciativas como ResearchKit y CareKit orientadas a la investigación en ese ámbito unidas a ambiciosos estudios con instituciones como Johnson & Johnson o Stanford Medical.

Por otro lado, la orientación cada vez mayor de Apple hacia los servicios hacen pensar que un posicionamiento como el ya existente de agregación de información de múltiples proveedores y dispositivos en torno a Apple Health, que hoy recoge ya lecturas de los sensores de sus propios dispositivos y de cualquier otro de terceros que quiera hacerse compatible, podría tener mucho sentido, y posicionarse como muy interesante de cara a tres cuestiones importantísimas: la reducción en el sufrimiento de los pacientes debida a una detección más temprana de enfermedades y dolencias, la reducción en el coste de los tratamientos debida a esa misma circunstancia, y la posibilidad de llevar a cabo investigación médica en condiciones de hiper-abundancia de información, con la posibilidad de incrementar la cantidad de datos disponibles por varios órdenes de magnitud.

La posibilidad de que una compañía como Apple, con un posicionamiento muy importante en torno a la seguridad y privacidad de los datos, termine ofreciendo un servicio de monitorización de salud, con alertas algorítmicas cuando algún parámetro ofrece valores inesperados y, posiblemente, coordinado con los servicios de aseguradoras resulta, dadas las noticias que llevamos tiempo leyendo, cada vez más posible – o incluso probable.

¿Será algo que lleguemos a ver pronto? Yo apuesto a que sí.



Enrique Dans
Enlace: Apple y la salud: ¿lanzamiento inminente?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies